Acoso escolar: los "observadores mudos" son la clave...

Para que se considere acoso tiene que tratarse de:

-Una acción que se mantiene en el tiempo, no de un hecho aislado.

-Con una clara intención de infligir daño sobre alguien que considera el acosador/a es más débil que él, diferente o incapaz de defenderse. Por eso decimos que existe una relación dispar de poder.

El acoso escolar no es cosa de una sola persona, para que se produzca necesita de una tríada: un acosador/a, un acosado/a y uno o varios observadores silenciosos. El papel de los pares es fundamental para detener el acoso. Cuando los observadores silenciosos se revelan contra el violento, pueden detener el acoso. Está en sus manos no mantener el silencio frente a esas situaciones y salir en defensa del más débil.





41 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo